Informe Fac. Cs. Forestales y Ambientales sobre construcción PDVSA en El Valle

ula.jpg
A continuación presentamos el Informe y pronunciamiento de la Comisión Ad Hoc designada por el Consejo de la Facultad de Ciencias Forestales y Ambientales con respecto al posible proyecto de construcción de las instalaciones del Distrito Tecnológico Social AIT-PDVSA en la zona militar de El Valle.

Este documento presentado en el Consejo Universitario el 16 del presente mes fue remitido a la comisión designada por ese máximo organismo para su consideración.

Ante el derecho de palabra solicitado, por escrito, por los integrantes del Consejo Comunal Los Pinos del Valle, al Consejo de Facultad de la Facultad de Ciencias Forestales y Ambientales, concedido el día 08 de Junio de 2007, en el cual expusieron la preocupación que sentían por el posible desarrollo de infraestructura con fines científicos por parte del Distrito Tecnológico Social AIT-PDVSA en terrenos de la Zona Militar El Valle, dentro de la zona protectora del río Mucujún este Consejo de Facultad acordó designar una comisión ad-hoc integrada por los profesores, Elías Méndez Vergara, José Lozada, Gustavo Ramírez, Yajaira Ovalles, José León, Yolanda Molína, Silania Saavedra para emitir opinión al respecto.

En fecha 30 de Junio, los miembros de esta comisión profesores Elías Méndez Vergara, José León, José Lozada y Raúl Vidal, en sustitución de la profesora Yolanda Molina, se trasladaron al sitio donde está previsto tal desarrollo de infraestructura, se recorrió el área y se sostuvo reunión de trabajo con miembros del Consejo Comunal que solicitó el derecho de palabra.

mucujun_01.jpg

I) EXPOSICIÓN DE MOTIVOS:

Mérida está considerada en el país como estado productor de agua. Constitucionalmente, “todas las aguas son del dominio público de la Nación, insustituibles para la vida y el desarrollo. La ley establecerá las disposiciones necesarias a fin de garantizar su protección, aprovechamiento y recuperación, respetando las fases del ciclo hidrológico y los criterios de ordenación del territorio” (Art. 304), correspondiéndole al Estado administrar, en nuestro nombre, este bien jurídico ambiental para, en conjunto con la sociedad, garantizar su uso para la generación actual y su disponibilidad para las generaciones futuras.

Adicionalmente, la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela establece la sustentabilidad del desarrollo como eje primordial y reconoce la conservación, defensa y mejoramiento del ambiente y los Recursos Naturales como su fundamento.

Desde siempre la quebrada La Cuesta, nacida en el páramo de Los Leones y transeúnte permanente y constante de la zona boscosa más resaltante del Valle, ha sido la fuente de suministro de agua para consumo por parte de los habitantes de la ciudad de Mérida, a través del dique toma construido para tal fin a los 2150 msnm., con un dique toma aguas abajo en la misma quebrada para surtir de agua a la comunidad de El Playón, y una derivación para proporcionar agua potable al centro poblado Los Pinos del Valle. La década de 1950 trajo un incremento de población con la consecuente demanda de viviendas, intentando desarrollar el área El Valle desde el punto de vista urbanístico, incluidas actividades recreacionales y comerciales. El estado y la sociedad se opusieron a estas pretensiones en esa época y han seguido oponiéndose a tales actividades en el devenir del tiempo, con mayor o menor éxito. Para el año 1982 un intento para hacer un desarrollo urbanístico-militar por parte del Ministerio de la Defensa, suspendido después de su inicio, activó en las comunidades aledañas a la zona militar su vocación conservacionista y protectora de los recursos naturales, motivando en el año 1984 la publicación oficial de un decreto por parte de la gobernación del estado Mérida con el fin esencial de proteger el agua de la cuenca. Esto trajo como consecuencia que para el año 1986 se promulgara en Gaceta Oficial el Decreto Presidencial 1264 que contiene el Reglamento de la Zona Protectora de la subcuenca del río Mucujún, texto legal que ha servido de muro de contención a las pretensiones privadas y públicas de afectar al ambiente y los recursos naturales en el sector desde la fecha de su publicación, con el apoyo y participación decidida de las comunidades en momentos circunstanciales de crisis, cuando se sintieron particularmente afectadas en forma negativa por las actividades a desarrollarse. La memoria histórica registra múltiples hechos que aun reconocen los lugareños y el pueblo de Mérida.

mucujun_02.jpg

II) LOS HECHOS:

1- Es noticia pública la pretensión por parte del Distrito Tecnológico Social AIT-PDVSA, de realizar un urbanismo con fines científicos en el sitio de la zona militar de El Valle, a la altura del sector Los Pinos.

2- El espacio a ser afectado por el urbanismo con fines científicos de acuerdo a lo señalado por AIT-PDVSA, esta ubicado dentro de un área bajo régimen de administración especial, (ABRAE), decretada por el ejecutivo nacional.

3.- Esta ABRAE, denominada Zona Protectora de la Subcuenca del río Mucujún, está regida por un Reglamento promulgado en la Gaceta Oficial Ext. Nº 3922 de fecha 13/10/1986, cuyo objetivo central es regular el desarrollo socioeconómico del área de manera compatible con la preservación de la calidad ambiental y con énfasis en la protección del agua producida en la zona, por ser esta subcuenca la principal fuente abastecedora de agua potable para las comunidades de El Valle y la población del Área Metropolitana de Mérida.

4- La administración de esta ABRAE es responsabilidad del MINPPA, con apoyo de una comisión asesora, inexistente en la práctica por cuanto nunca ha sido conformada.

5- Desde 1982 existe un desarrollo urbanístico incluso con fines residencial-militar, que incluye terraceo terreno e instalación de infraestructura de servicios (electricidad, tanques de agua, colectores de aguas servidas, validad y telefonía). Este desarrollo afectó un área aproximada de 6 ha., a escasos 30 metros del cauce de la quebrada la Sucia, sector Los Pinos, sin haber sido concluido por la oposición de las comunidades aledañas. Está área es la seleccionada por IAT-PDVSA, para construir una planta física de 15 mil m2, de acuerdo a lo publicitado por esta empresa.

6- AIT-PDVSA en su campaña de sumar adeptos de comunidades locales, difunde un video en el cual reconoce que la subcuenca del río Mucujún es una Zona Protegida en función del agua, sometida a procesos de degradación y contaminación, para resaltar luego diversas necesidades que tienen las comunidades, básicamente de servicios, indicando que su solución amerita acuerdos intergubernamentales que se facilitarán con su presencia. Expone un boceto de la obra física y el área a ser intervenida.

7- La Universidad de los Andes, a través del Parque Tecnológico ha ofrecido opciones de ubicación a AIT-PDVSA para la localización y desarrollo del proyecto en Mérida, lo cual será una garantía para el proyecto, al tiempo de favorecer la conservación ambiental y la preservación de la calidad y cantidad del agua de la subcuenca del río Mucujún.

8- Estudios realizados por CADAFE (1979), CIDIAT (1985), MARNR (1985) y (1992), ULA (1994), 2000, 2002, GRIMALDO (1978), Hernández (1988), Molina (1988), Silva (1988), Pérez (1994), entre otros, caracterizan la subcuenca del río Mucujún y algunos de sus afluentes, exponen los diversos problemas que la afectan, enfatizan sobre su condición por ser fuente de abastecimiento de agua en un 80 % para la población del Área Metropolitana de Mérida, insisten en el incremento sostenido de la demanda y consumo de agua por usos consecutivos diversos y el crecimiento de la población, lo cual compromete las disponibilidades en fuentes particularmente en épocas de estiaje y focalizan los conflictos por competencias que se vienen generando por procesos de ocupación y por el desarrollo de actividades inconvenientes para su preservación.

cascada_en_la_azulita.jpg

III) EL DERECHO:

1- La Constitución Nacional en su Artículo 128 establece que el estado tiene como obligación desarrollar una política de ordenación territorial atendiendo a las realidades ecológicas…, poblacionales…, geográficas, de acuerdo con las premisas de desarrollo sustentable.
En un reconocimiento a una concepción de desarrollo que se compromete con la gente y su calidad de vida, con el entorno vital, su calidad ambiental y la continuidad del potencial natural.
2- El reglamento de zona protectora de la subcuenca del río Mucujún en su artículo 2 establece como objetivo primordial regular el desarrollo socioeconómico a fin de hacerlo compatible con la preservación de su calidad ambiental, garantizando el establecimiento de agua a la población asentada en la subcuenca y a la población de la ciudad de Mérida.

3- El artículo 6 establece que la comisión interinstitucional a crear, debe elaborar un programa de acción anual donde se indiquen las actividades científicas para el manejo de los recursos naturales, la evolución y control de la cantidad, calidad y distribución de las aguas…, la construcción y mantenimiento de obras de infraestructura, entre otros. Ello coloca la investigación científica al servicio del conocimiento y manejo de los recursos naturales disponibles en la subcuenca.

4- El artículo 14 señala que los usos y actividades permitidas en la unidad I (parte del área del supuesto proyecto AIT-PDVSA) incluye la investigación científica, la cual debe ser concordante con el artículo 6 comentado ut supra. Cualquier acción, actividad y actuación que contravenga la norma, afecta de manera sensible e irreversible los usos establecidos en el Reglamento y generan impactos sobre el agua, su calidad, disponibilidad y distribución, violan el Reglamento y afectan el desarrollo futuro del área metropolitana de Mérida. El Reglamento apuesta por la protección, defensa y mejoramiento del ambiente y no por supuestas intervenciones para luego proteger. Reconoce además la participación de las comunidades como expresión de solidaridad y compromiso con su entorno vital y al agua como fuente de vida.

5- El artículo 56 establece la posibilidad de instalar servicios tales como centros culturales y científicas asociados al uso residencial rural. Tales servicios deben ser solo de tipo comunal complementario. Cualquier edificación o urbanismo con características diferentes a las contempladas en el Reglamento implicarían una violación a la norma e introducirían modificaciones irreversibles a los usos asignados y al medio ambiente del lugar.

img_0005.jpg

IV) LA PROPUESTA:

El aumento de la población, de actividades económicas de obras de infraestructuras, junto con las necesidades de satisfacer la recreación y el disfrute de un ambiente sano, seguro y confortable para los ciudadanos del Área Metropolitana de Mérida en general y de la subcuenca del río Mucujún en particular, descansa en grado máximo sobre el suministro y la calidad del agua disponible en esta vital fuente. En consecuencia se propone.

a) Negada toda intervención que afecte la continuidad del potencial natural, en cuanto al recurso agua de la subcuenca del rió Mucujún, por ser este el seguro de vida del desarrollo del área metropolitana de Mérida.

b) Hacer respetar en todas sus partes el reglamento de la zona protectora de la subcuenca del río Mucujún, de manera de impedir su violentación por acciones y actividades no compatibles a los usos y zonificación allí establecidos, como sería el caso del posible proyecto AIT-PDVSA.
c) Solicitar al MINPPA, junto con las instituciones que conforman la comisión interinstitucional y los consejos comunales, la revisión y del Reglamento de la Zona Protectora a fin de adecuarlo a los fundamentos y motivación de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y al conjunto de leyes que le otorgan la primicia a la calidad de vida de la población y la preservación del agua como elemento vital.

d) Requerir a la gobernación del estado Mérida y a la alcaldía del municipio Libertador los recursos y providencias para iniciar de inmediato la formulación de un plan de ordenamiento especial de la subcuenca del río Mucujún, en acuerdos estratégicos entre las instituciones del poder público, la Universidad de los Andes y los consejos comunales.

e) Reiterar a AIT-PDVSA la disposición del Parque Tecnológico – Mérida para ofrecer oportunidades ciertas a fin de permitir su ubicación en la ciudad de Mérida, con lo cual se apuesta al beneficio de todos.

f) Reiterar ante los organismos del estado Venezolano y en particular del gobierno Nacional, regional y local, los requerimientos de las comunidades asentadas en la subcuenca del río Mucujún, que demandan satisfacer sus necesidades de servicios básicos y de oportunidades de empleo.

En Mérida, a los 12 días del mes de julio de 2007.

Prof. Elías Méndez Vergara
Prof. José León
Prof. José Lozada
Prof. Raúl Vidal
Prof. Yajaira Ovalles
Prof. Gustavo Ramírez
Prof. Silania Saavedra
Prof. Yolanda Molina

~ por etnoecomerida en agosto 10, 2007.

Una respuesta to “Informe Fac. Cs. Forestales y Ambientales sobre construcción PDVSA en El Valle”

  1. q mierda q es este sitio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: